Las 3 técnicas para agrandar del pene más populares, ¿Cuál es la mejor?

Las 3 técnicas para agrandar del pene más populares, ¿Cuál es la mejor?
4.5 (90.91%) 11 votes

El pene es símbolo de virilidad desde hace miles de años, y por eso su tamaño es una cuestión que inquieta a la mayoría de los hombres. Muchos se preguntan cómo aumentar el tamaño del pene para potenciar su masculinidad, verse más atractivos o sentirse más capaces de satisfacer sexualmente a una mujer. Lo mismo les sucede a las mujeres con el tamaño de sus mamas, que históricamente fueron símbolo de fertilidad.

Como curar el micropene

Un pene promedio, considerado “normal”, mide alrededor de 9 cm de largo y 9,3 de ancho cuando está flácido; y 12,5 cm de largo y 10,5 cm de ancho durante una erección.

La microfalosomia, también llamada a veces micropene, es una patología que tiene causas hormonales y se refiere a aquellos miembros masculinos que miden menos de 7 cm en erección, en varones adultos.

Sin embargo, muchos hombres sanos y normales no se sienten totalmente a gusto con sus dimensiones y esto puede hacerles sentir angustia, irritabilidad o baja autoestima.

Incluso pueden presentarse casos extremos, en los que esta ansiedad por el tamaño del pene se transforme en un desorden psicológico que requiera atención especializada. Como dice el presidente de la Sociedad Española de Intervención Sexológica, Manuel Lucas Matheu:

“Igual que un pecho más grande no da mejor leche, un pene más grande no produce más placer”.

Los especialistas consideran que cualquier pene que pueda penetrar en una vagina es normal, mientras que la mayoría de las mujeres sostienen que “el tamaño no es lo más importante”.

Por eso, hombres, a no obsesionarse ni frustrarse. Así solo estarán haciendo pedazos su autoestima y perjudicando su imagen. Mientras tanto, existen muchos métodos para hacer crecer el pene, entre los cuales podrán optar según la situación y necesidad particular de cada uno.

La gran variedad de técnicas de agrandamiento del pene están destinadas a aumentar su tamaño, ya sea de ancho o de largo, con especial atención a que no pierda su rigidez o capacidad eréctil, que es en definitiva lo más importante.

Estas técnicas incluyen ejercicios manuales, utilización de dispositivos, píldoras o suplementos y procedimientos quirúrgicos. Por supuesto, solo están indicadas para aquellos hombres que han pasado la pubertad, cuando los órganos genitales han detenido su desarrollo.

Personalmente recomiendo los tratamientos naturales para conseguir aumentar el tamaño del falo. El método más conocido es “Maestro del Pene”, y he hecho una recopilación de 21 Cosas que no sabías sobre Maestro del pene que no puedes perdértelo << Clic Aquí

Procedimientos quirúrgicos

Existen varios tratamientos quirúrgicos con el fin de aumentar el tamaño del pene. Como cualquier cirugía, estos tratamientos conllevan riesgos y posibles complicaciones. Muchos hombres que desean saber como agrandar el pené desisten de realizarse la cirugía cuando las conocen.

Las técnicas quirúrgicas pueden consistir en alargar el pene o aumentar su grosor.

Un gran número de casos opta por realizar ambos cambios en la misma operación y la demanda por alargamiento de pene ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

Dichos procedimientos quirúrgicos de agrandamiento peniano reciben el nombre de faloplastia de aumento.

En los últimos años, con los avances de la ciencia, resultan cada vez más efectivos y sencillos. Los procedimientos modernos consisten generalmente en microcirugías más seguras que los métodos antiguos, y con resultados de calidad.

Cuando lo que se desea es alargar el pene, estas microcirugías consisten en la extracción hacia fuera de la parte interior del miembro masculino. Con esto, dependiendo de la longitud de salida y del ángulo de inclinación del hueso ilíaco (hueso de la pelvis), el paciente puede llegar a obtener un alargamiento de 8 cm en la parte externa (visible). Los resultados, en su mayoría, alcanzan los 3 y 6 cm de media.

Técnicas innovadoras han permitido también que en la actualidad la cicatriz externa se haya reducido hasta cinco veces. Resulta así una marca prácticamente invisible sobre el tallo del pene.

La complicación más común de este procedimiento es la formación de una cicatriz muy grande, que hace que la parte descubierta del pene vuelva a meterse hacia dentro. Esto puede suceder en la etapa de curación y también requiere tratamiento.

Por otro lado, cuando de engrosar el pene se trata, el procedimiento consiste en un trasplante autógeno de tejido adiposo. Esto quiere decir que se extrae tejido graso del propio cuerpo del paciente y se implanta en la zona del pene.

La técnica es bastante costosa y complicada, y no debe confundirse con una simple inyección de tejido. La inyección de biomateriales es un método diferente: se trata de la introducción de  PMMA, silicona u otras sustancias en el cuerpo del pene, para ampliar su diámetro (engrosamiento). Este último método requiere además una cirugía de circuncisión previa.

La cirugía del ligamento suspensorio del pene, por su parte, consiste en la sección de este ligamento cerca de su unión en el pubis, hasta el nivel medio de la aponeurosis perineal. Luego, se fija por delante a la sínfisis (unión entre los dos pubis).

Esto permite que el eje del pene distal avance, logrando un aumento de unos 2 a 4 cm de largo en reposo (cuando está flácido). El procedimiento es sencillo, se realiza con anestesia localizada y requiere la posterior utilización de un dispositivo extensor para prevenir complicaciones posoperatorias de retracción de la cicatriz.

Es importante que estos procedimientos quirúrgicos se realicen solo cuando el pene sea más pequeño de lo que indica la media, y no para que un paciente con pene normal agrande su tamaño.

Si estás pensando en una cirugía de agrandamiento, te recomendamos asesorarte con médicos bien formados, experimentados y especializados en el tema, y tener mucho cuidado a la hora de elegir la clínica.

Suplementos y píldoras

La industria farmacéutica ofrece una gran cantidad de píldoras y suplementos para ayudar a los varones a agrandar el pene naturalmente. Constituyen un método bastante efectivo y a su vez seguro, ya que en su mayoría están compuestas por ingredientes herbales naturales.

Como cualquier píldora, trabajan desde el interior del organismo, contribuyendo a producir los cambios fisiológicos necesarios para aumentar el tamaño del pene y mejorar su apariencia.

Lógicamente, su eficacia depende de cada organismo y no en todos los casos presentan una solución al problema. Siempre es importante informarse sobre aquellos suplementos con eficacia demostrada y asegurarse de que estén registrados en la Unión Europea.

La composición generalmente se basa en vitaminas y nutrientes que estimulan el desarrollo de los tejidos humanos. Muchos de sus ingredientes principales tienen un efecto, además, sobre la circulación sanguínea, aumentando la potencia de las erecciones y la tonicidad de la musculatura de la zona.

También pueden incitar la producción de la hormona testosterona, lo que ayuda a la dilatación de los vasos sanguíneos y a una adecuada irrigación en la zona.

El resultado de estos tratamientos es un aumento del tamaño del pene tanto en su diámetro como en su longitud, con el plus de mejorar la calidad y el tiempo de la erección. Se nota aproximadamente a los dos o tres meses, dependiendo de cada organismo.

Los efectos secundarios de las píldoras y suplementos son pocos debido a su composición natural. Solo se han registrado aquellos derivados de alergias a algún componente.

Su consumo no es aconsejable para personas con problemas cardíacos, de próstata o hipertensión. Antes de iniciar un tratamiento con píldoras o suplementos, te recomendamos consultar con tu médico de confianza.

Como agrandar el pene naturalmente

Existen también varias técnicas manuales y ejercicios físicos, además de la ayuda de ciertos dispositivos para alargar el pené. Constituyen una alternativa más saludable, sencilla y natural que los procedimientos quirúrgicos.

Como agrandar el pene

Atención!
Si lo que quieres es hacer crecer tu pene hasta 5 centímetros más, te recomiendo Maestro del Pene. Ese fue el método que yo mismo use para pasar de un pene que daba pena a un pene que de verdad sacaba orgasmos.

Las bombas de vacío, por ejemplo, tienen tanto usos eróticos como médicos. Son utilizadas para la masturbación masculina, pero también sirven para tratar problemas de disfunción eréctil y contribuyen al aumento del volumen peniano.

Este dispositivo consiste en un cilindro de vidrio o plástico que se coloca en el falo lubricado y que posee una bomba (motorizada o manual) que produce succión. Al bombear aire afuera del tubo, la sangre se va succionando dentro de los tejidos del pene provocando que este se infle.

A su vez, un anillo en la base del pene hace las veces de torniquete manteniendo la sangre acumulada.

La bomba no produce un agrandamiento peniano definitivo, pero es un buen – y placentero- método para superarlo temporalmente. Por otro lado, no debe utilizarse durante tiempos muy prolongados (horas) ya que puede producir daño vascular. El bombeo debe efectuarse con cuidado y suavidad para evitar lesiones.

Este dispositivo ha sido muy exitoso en el tratamiento de la enfermedad de La Peyronie, la cual produce un acortamiento y una curvatura anormal del pene.

En un estudio realizado por el departamento de Urología del Hospital St Peter y el Instituto de Urología de Londres, los pacientes realizaron dos sesiones de 10 minutos al día, durante doce semanas. El resultado fue un alargamiento del pene de unos 0,5 cm.

Los dispositivos extensores son otra forma efectiva para agrandar el pene naturalmente. Se basan en sistemas de tracciones para aumentar las dimensiones penianas.

El mismo proceso es el que se utiliza, por ejemplo, en terapias como la distracción ósea para alargar huesos o en cirugía plástica de quemaduras o afecciones de la piel. Los extensores favorecen el crecimiento de los tejidos elásticos del pene en forma gradual.

Colocando el extensor en el pene, la tracción prolongada producirá desarrollo de los tejidos, lo cual aumentará las proporciones del miembro y ampliará los cuerpos cavernosos, facilitando la acumulación de sangre y potenciando las erecciones.

Tanto el ligamento suspensorio, las columnas del tejido eréctil como el resto de la musculatura peniana son estimulados y fortalecidos. Este dispositivo también está indicado para el tratamiento del síndrome de Peyronye.

Es fundamental no excederse en el uso de estos extensores, ya que pueden producir dolor o daños irreversibles en los ligamentos. También es importante buscar dispositivos de calidad, y no por comprar el más económico correr riesgos. Si se está padeciendo alguna dolencia o enfermedad en la zona genital, es recomendable esperar a estar curado para iniciar este tipo de tratamientos.

Con cualquier dispositivo, se debe ser sumamente cuidadoso con la higiene, tanto personal como del aparato. De lo contrario, pueden producirse infecciones por hongos o bacterias.

Por otro lado, existen algunos ejercicios manuales que cada uno puede realizar cómodamente en su hogar, sin necesidad de gastar dinero. El método jelqing, por ejemplo, es una técnica que produce un aumento natural del tamaño del pene, estimulando la circulación sanguínea y la presión arterial en su interior.

Se deben realizar varias sesiones que consisten en apretar el pene con suavidad y realizar movimientos desde la base de los cuerpos cavernosos hacia el glande. Los estiramientos y las presiones sobre el pene obedecen a una secuencia específica, con el fin de alargarlo y/o engrosarlo.

Otra técnica muy popular son los ejercicios Kegel, diseñados especialmente para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Fueron presentados por el Dr. Arnold Kegel en los años 40, para ayudar a las mujeres a lograr una vagina más apretada luego del parto.

Los mismos músculos están presentes en los hombres (músculo pubocoxígeo) y su entrenamiento da buenos resultados para ambos sexos. En varones, estos ejercicios ayudan a mejorar el ángulo de erección, proporcionan orgasmos intensos, curan la incontinencia y producen un agrandamiento peniano indirecto.

Los Kegel combinados con el método jelqing potencian la efectividad de los ejercicios.

Como verás, existen diversas alternativas para aumentar el tamaño del pene. Algunas son más invasivas y riesgosas, y solo se recomiendan en casos extremos.

Siempre es bueno comenzar con los ejercicios y los métodos más naturales, con los cuales se pueden llegar a obtener resultados sorprendentes. Sin embargo, ya que estos resultados dependen de cada organismo, lo mejor es consultar a un médico para que te indique cual es el método más adecuado para tu condición.

Nota: Puedes acelerar el proceso y tener un pene entre 3 y 5 centímetros más grande en menos de 6 semanas con un método simple y efectivo: Haz clic aquí y empieza a agrande tu pene ahora.

Deja tu comentario

error: Contenido protegido!