Ejercicios para agrandar el pene – Aprende como tener el pene más grande

Ejercicios para agrandar el pene – Aprende como tener el pene más grande
4.67 (93.33%) 6 votes

Los ejercicios para agrandar el pene son el método natural más usado para alargar y engrosar el miembro masculino. El tamaño del pene es algo que preocupa a muchos hombres, ya que históricamente y en la mayoría de las culturas el pene ha sido símbolo de virilidad y energía masculina. La cuestión, sin embargo, es natural en esencia, ya que “grande” y “fuerte” son atributos positivos para la conservación de la especie. Incluso entre los animales, el más grande es el que generalmente se gana el derecho a aparearse con la hembra.

ejercicios para agrander el pene

Todos los hombres se preocupan por el tamaño

La preocupación entonces es normal. Los hombres que no están satisfechos con las dimensiones de su pene suelen angustiarse, compararse con otros, sentir vergüenza o incapacidad de satisfacer a una mujer en la cama. Esto puede incluso tornarse una obsesión que destroza la autoestima e impide el disfrute pleno de la sexualidad.

Los hombres se preocupan por agrandar su pene

Ante esta situación, lo primero que hay que tener en cuenta es que un pene considerado normal o estándar mide unos 9 cm de longitud y 9,3 de diámetro estando flácido; y 12,5 de longitud y 10,5 de diámetro cuando está erecto. Por otro lado, los penes de hombres adultos que miden menos de 7 cm en erección son denominados micropenes, y se deben a una enfermedad hormonal llamada microfalosomia.

Para los casos extremos, existen soluciones quirúrgicas llamadas faloplastias de aumento. Se tratan generalmente de microcirugías con resultados positivos tanto para alargar como para agrandar el pene. Sin embargo, siempre es recomendable y bastante más sensato comenzar con los tratamientos menos invasivos y más naturales. Para esto, existe gran variedad de ejercicios que cualquier hombre puede practicar para agrandar el pene. Algunos consisten incluso en técnicas antiguas y tradicionales, como el método jelqing practicado por los árabes beduinos y enseñado de padres a hijos.

Consideraciones previas

Practicando estos ejercicios con frecuencia y constancia, podrás ahorrarte dinero y evitarte la molestia de una intervención quirúrgica. Además, puedes realizarlos tranquilo en la comodidad de tu hogar y no presentan riesgos mayores para tu salud. Con estos métodos, el aumento en el tamaño del pene se produce a través de la estimulación del flujo de sangre y del fortalecimiento del tejido muscular. Pueden incluso ayudar a prolongar las erecciones y prevenir la eyaculación precoz. Los resultados suelen tardar varios meses en llegar, sin embargo, vale la pena la espera y la perseverancia.

También te recomiendo que veas: como agrandar el pené paso a paso

Para llevar un registro de los cambios, puedes medir tu pene antes de comenzar a ejercitarlo, volviéndolo a hacer después de 3 o 4 semanas de entrenamiento para que los aumentos de tamaño sean notorios. Coloca una regla desde la base del pene, ejerciendo una pequeña presión. Si no está erecto, tómalo con la mano y extiéndelo a lo largo de la regla. Si está erecto, sujétalo horizontalmente, en forma paralela al piso. Toma la medida hasta el extremo del glande. Mantén la pelvis quieta y derecha para no alterar las medidas. Para medir el diámetro, coloca un hilo o cordón alrededor, aproximadamente en la mitad del pene, y luego transpórtalo a la regla para medirlo. Registra el diámetro con el pene erecto y flácido.

Lleva un registro de alargamiento de tu pene

Lleva un registro

Por supuesto, como cualquier ejercicio físico, deben realizarse primero con suavidad, para con el tiempo ir aumentando la intensidad y frecuencia, gradualmente y sin llegar a sentir dolor. El enrojecimiento de la piel y la hinchazón del glande pueden suceder y son reacciones normales. Antes de comenzar con los ejercicios, es necesario seguir dos sencillos pasos.

Calentamiento y lubricación:

Los ejercicios para agrandar el pene tienen las mismas características que cualquier ejercicio físico. Por lo tanto, es necesario realizar un calentamiento antes de comenzar, para preparar la zona para el esfuerzo y así evitar sufrir lesiones o sentir dolor durante el ejercicio. Para esto vamos a utilizar el método de la compresa caliente, que favorece la hidratación de la piel y aumenta su elasticidad. Además, el calor produce la dilatación de los vasos sanguíneos superficiales, aumentando el flujo de sangre en la zona y favoreciendo así la eliminación de toxinas y sustancias algógenas, que son las que provocan dolor.

Como calentar el pené

Como calentar el pené

Lo que debes hacer es sumergir una toalla en un recipiente con agua caliente, escurrirla y envolver tu pene con ella. Ten cuidado de que no esté demasiado caliente como para quemarte, prueba antes apoyándola en tu antebrazo. El pene puede estar flácido o erecto durante el calentamiento. Mantén la compresa durante un minuto y vuelve a repetir la operación dos o tres veces. Luego, seca bien tu pene.

La lubricación, por su parte, es muy importante para evitar molestias y favorecer el deslizamiento de la mano sobre el pene. Puedes usar vaselina, aceite de bebé o cualquier lubricante indicado para la zona íntima. No utilices jabón u otro tipo de aceites porque podrías causar una seria irritación. Coloca abundante lubricante sobre toda la superficie del pene, con suaves masajes.

Ejercicio Kegel para aumentar el volumen del pene

Los ejercicios Kegel, creados por el Doctor Arnold Kegel en los años 40, están diseñados para el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico o pubocoxígeos. Desde entonces, son muy practicados por hombres y mujeres que desean potenciar el disfrute y la calidad de sus relaciones sexuales. Sirven para potenciar al máximo las erecciones, controlar el tiempo de la eyaculación y aumentar el volumen del pene. Además, son una excelente forma de evitar enfermedades de próstata.

Musculo pubocoxigeo

Músculo del suelo pélvico

La mejor forma de localizar los músculos del suelo pélvico es interrumpiendo el flujo de la orina o apretando el ano. Con esas acciones, estarás utilizando la musculatura pubocoxígea. Puedes realizar los ejercicios Kegel en cualquier lugar y momento del día sin que nadie lo note. Este ejercicio en particular no requiere calentamiento ni lubricación.

Comienza la rutina realizando contracciones rápidas y rítmicas. Haz series de 20 las primeras semanas, y luego aumenta a 100 repeticiones. La meta a alcanzar es de 500 a 1000 repeticiones diarias, y la idea es que los practiques por el resto de tu vida. Haz también contracciones sostenidas, manteniéndola todo el tiempo que puedas y luego soltando. Estas son más difíciles al principio; es probable que no puedas mantener la contracción por más de algunos segundos.

Por último, practica el ejercicio del “temblor”: contrae los músculos lentamente y, cuando ya no puedas contraer más, relaja. Repite el ejercicio. En algún momento sentirás el “temblor”, una especie de energía que corre por la columna vertebral. Mientras lo realizas, respira profunda y lentamente.

También te recomendamos que juegues a interrumpir la orina cada vez que estés orinando, y que al terminar, uses los músculos en sentido contrario, para disparar las últimas gotas hacia delante. Si practicas estos ejercicios con regularidad, notarás el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico en 5 o 6 semanas.

Ejercicios para agrandar el pene mediante estiramiento

El tejido del pene, como todo tejido muscular, es elástico y flexible, por lo que es posible estirarlo y conseguir así, con el tiempo, un aumento considerable en la longitud del miembro masculino.

Ejercicios para agrandar el pene naturalmente

Estiramiento de pené

Para este ejercicio sí necesitas realizar el calentamiento utilizando compresas calientes, seguido por la lubricación del pene. Cuando estés listo, con el órgano no erecto, agarra la punta con firmeza, utilizando la parte hueca de la palma de tu mano. Procura tomarlo firmemente pero sin cortar demasiado la circulación y sin llegar a sentir dolor. Ahora, estira el pene hacia delante lo más que puedas y sostenlo estirado por un minuto. Relaja y vuelve a estirarlo, intentando ir cada vez un poco más lejos y manteniendo unos minutos más.

Gira el pene en círculo, unas 30 veces, para devolverle el flujo de sangre. Después de un minuto de descanso, vuele a tomarlo por la punta y a estirarlo lo más que puedas. Esta vez, varía la dirección del estiramiento, hacia la izquierda, derecha, abajo y arriba. Descansa. Realiza al menos 5 estiramientos de uno o dos minutos. Para finalizar, toma el pene y dale suaves golpes contra tus piernas, unas 30 veces, asegurándote de no pegarte en los testículos.

Ejercicio de crecimiento y circulación

Luego de los ejercicios de estiramiento, te recomendamos realizar estos ejercicios para potenciar la circulación y de esta manera incrementar las dimensiones penianas. Con esta técnica, la sangre fluirá con fuerza y en abundancia, preparándolo para el estado de semi erección que se requiere en los ejercicios siguientes (“ordeñe”). Para esto, toma el pene flácido con la mano y dale suaves bofetadas. No debes sobrepasarte de un minuto de duración ni darle más de 30 bofetadas. Asegúrate de proteger tus testículos con la otra mano, para evitar golpearlos.

Ejercicio Jelqing de Ordeñe para engrosar el pene

Los populares ejercicios de Ordeñe para agrandar el pene pertenecen al conjunto de técnicas de Jelqing, método utilizado desde hace miles de años por los varones árabes beduinos, y transmitido de padres a hijos. Se trata de una técnica ancestral, simple y natural de agrandamiento peniano. Se realiza con el pene semi erecto y resulta, luego de algunos meses, en un aumento del grosor o diámetro del miembro masculino.

Luego de realizar el calentamiento y habiéndote colocado lubricante, toma tu pene con suavidad y, con los dedos índice y pulgar, aprieta la base del pene. Desliza hacia abajo hasta llegar a la punta. Ahora, cambia de mano y realiza el mismo movimiento. Los deslizamientos tienen que durar unos tres segundos. Las sensaciones provocadas por este movimiento comenzarán a provocarte una erección.

Etapas de la ereccion

Etapas de la erección

Una vez que el pene esté semi erecto, haz un círculo con los dedos índice y pulgar (como imitando la seña “ok”) y con él toma la base del pene con firmeza. Ahora, tira hacia abajo y hacia delante hasta llegar a la punta, manteniendo ese agarre. Repite este movimiento rítmicamente, una vez con cada mano y de manera constante, como si estuvieras ordeñando. Es importante que el pene se mantenga semi erecto. Si la erección pasa el 70% (media en el gráfico), detente por un rato hasta que disminuya, porque de lo contrario puedes causarte una lesión.

La primera semana, realiza unos 200 a 300 movimientos, en sesiones de 10 minutos y con presión moderada. La segunda semana haz de 300 a 500 movimientos en sesiones de 15 minutos. Luego, puedes ir aumentando gradualmente la presión que ejerces sobre el pene y la duración de las sesiones, hasta alcanzar de 500 o sesiones de 20 a 30 minutos.

Si el glande se ve enrojecido o hinchado, no te preocupes, es una reacción normal y señal de que el flujo de sangre va en aumento. Lo importante para obtener resultados es que seas constante y respetes el tiempo y la frecuencia de las sesiones.

Masaje relajante y revitalizante para finalizar

Al terminar los ejercicios, date un suave y placentero masaje en el pene. Puedes hacerlo aplicando alguna crema para agrandamiento peniano con componentes naturales. Luego del masaje, aplica nuevamente la técnica de la comprensa caliente o sumerge el pene en un recipiente con agua caliente. De esta manera, la sangre se mantendrá en el pene y favorecerá la recuperación de las fibras musculares, y los tejidos podrán relajarse y reponerse más rápido.

Si quieres conseguir un pene más grande en poco tiempo te recomiendo el libro Maestro del Pene de Rafael Cruz con el que puedes aprender como conseguirlo en tan solo 8 semanas.